Tómbola: Qué es

Qué es la Tómbola

IMG_9449

Las tómbolas diocesanas de caridad son rifas de objetos cuyo beneficio se destina a sostener proyectos sociales.

En concreto con la Tómbola de  Cáritas queremos:

  • Obtener recursos económicos para inicar, ampliar, mejorar o sostener proyectos sociales.
  • Ser un espacio donde se dé a conocer quién es Cáritas.
  • Sensibilizar, no sólo desde Cáritas, sino también abriendo nuestras puertas a aquellos que trabajan por la promoción y defensa de valores humanos.
  • Ser apoyo y cauce para aquellos grupos humanos que por razones económicas o por sus limitaciones físicas o psíquicas necesitan el trabajo como medio de subsistencia, desarrollo personal e integración social. Tómbola da salida a productos elaborados en los talleres de algunos centros de Cáritas o de otras instituciones.

 

Un poco de Historia

6julio1948(1)

La Tómbola fue una iniciativa del entonces Obispo de Pamplona, D. Marcelino Olaechea. La organización corrió a cargo del Secretariado de la Caridad, organismo que pronto se transformaría en Cáritas Diocesana. Un 6 de Julio de 1945, en el Paseo de Sarasate, después de las Vísperas de San Fermín, se inauguró con todas las solemnidades.

Los ingresos de la Tómbola hicieron posible muchos de los proyectos sociales de Cáritas. A partir del año 1974 la Tómbola, por su propia dinámica, va adquiriendo las características de una empresa: el presupuesto de compras, el número de boletos impresos para la venta, la necesidad de contratación para el traslado de los premiso diariamente…etc

En 1982 se creó el espacio de “las tardes de la Tómbola” para crear un espacio más alegre y familiar.

En 1984 se da un paso importante, se aceptan como regalos muchos de los trabajos realizados en centros de Cáritas y de otras instituciones. Un objetivo social importante.

En 1985 un voluntario de Cáritas, Alberto Jarauta, diseña una máquina para imprimir, doblar, cortar, pegar y contar los boletos, solucionando así una serie de problemas que la elaboración y la preparación de los boletos planteaba.

La Tómbola ya tiene un gran arraigo y tradición. Todos, cuando vemos las primeras estructuras que montan a primeros de Mayo, olemos a verano y a nuestras fiestas, y es que, para muchos, las fiestas de San Fermín no serían lo mismo sin la Tómbola en el Paseo de Sarasate. Buena parte de la acogida de Tómbola, cerca ya de 70 años, se debe a la solidaridad de los ciudadanos y la conciencia que tienen de la finalidad social que pretende Cáritas con este espacio.

Para comprender un poco más Tómbola hay que hablar de uno de sus elementos configuradores: el voluntariado. En toda Cáritas es una piedra clave, sin él tendríamos verdaderos problemas para desempeñar nuestro trabajo, además de perder el signo y testimonio fundamental de la gratuidad y el compromiso social. En Tómbola colaboran más de cien voluntarios que hacen posible su funcionamiento.